Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

среда, 24 августа 2011 г.

Tú eras el Gólem

El cabalista que ofició de numen
a la vasta criatura apodó Golem
J. L. Borges


Tú eres el Gólem.
Y medio tú, de arena,
mientras la otra mitad se halla perdida
en un disco de solo dos dimensiones.
Tú eres el otro,
el memorable memorioso.
Tú, la sonrisa de gato sin gato.

El gólem y el rabino
Mikoláš Aleš (1852–1913)


En el bestiario, de los tiempos y el espacio y la memoria,
serás la bestia madre de los tiempos,
serás la bestia padre del espacio,
y es para ti la memoria.

Borges, Kodama / de la muestra "El atlas de Borges"


Tu Gala no pudo tener mejor Dalí
con que vestirse de gala para ofrecer su brazo.
Ya no hay ciencia ni vértigo en la tierra,
ni hay vértigo o ciencia en el amor,
ni vértigo en la ciencia o en el vértigo ciencia.
Las leyes ya cambiaron.

Montaje mío sobre una fotografía cuyo autor desconozco


Desordenar Alephs es lo que queda
para el hombre vulgar,
casi cualquiera.
Que somos
yo
y ellos,
quien me lee,
los que me lean,
que somos todos desde que te fuiste,
desde que, perdón,
otra logia nos reclamó tu cuerpo a los vulgares.

Jorge Luis Borges, ni callados te haríamos homenaje,
ni escribiendo hasta la última hoja de los árboles.
Bebida ya la copa, de este brindis,
mejor dejemos esto a medias....

Jorge Luis Borges, feliz cumpleaños.