Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

пятница, 25 февраля 2011 г.

Soneto a mi manera que, para mi, oiga, es la única.

Hay un potente hastío para orquesta
sonando entre los perros y la gente,
y hay una prisa unánime y urgente
viajando cabizbaja por la cuesta

en dirección a la distancia opuesta
de donde está la magia diferente,
para una vida que para el presente
por futuro mejor a rojo apuesta.

Donde quiera que vayas, solo ruinas,
catedrales de escombros adornados
y paz disimulada en las esquinas,

un punto murmurado en los costados
de algunos versos, ruinas, sólo ruinas.
Tres puntos al final arrinconados...

Комментариев нет:

Отправить комментарий

se asoman al espejo