Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

среда, 27 октября 2010 г.

A ver quién lidia con esto.

...Sueños aparte (quiero leerte), quiero leerte por conocerte, también podíamos ir a tomar un crêppe y mirar la Alhambra y cubrirnos de palabras, pero eso es una sola manera más de conocerse, no somos iguales cuando escribimos que cuando hablamos, cuando hablamos las palabras fluyen con velocidad casi sin pasar por el filtro del pensamiento, naturales, y así conoces sólo una parte de la persona, pero cuando lees a alguien estás desentrañando un secreto, estás leyendo esa parte que se pierde en la velocidad del habla, esa es la parte que se sienta a escribir y me interesa tanto o más que la otra (quiero leerte), en el caso de mis sentimientos para contigo hay mariposas de sombra y luz y juncos que se mueven con el viento, y a veces llueve, y a veces el sol irradia alto y la casa se refleja en el lago y huele a dulce flor y a tierra húmeda, pero estas cosas yo no las comprendo, porque aparecen sin que se las llamen, son sensaciones que quizá sueño y se me nublan con las claras del día, o cosas que están ancladas en el fondo de mi pensamiento, allí donde tengo atrapado al poeta y no hay un hombre que lo mueve. Y luego está el hombre... Que no comprende las mariposas pero las ve revolotear. O no se quiere sentar a comprender, o no se atreve, pero quiere ser gigante por algún extraño motivo y pájaro amarillo por el mismo, pero no se atreve... Al fin y al cabo, locuras de poeta aparte, quiero leerte...

1 комментарий:

se asoman al espejo