Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

вторник, 16 ноября 2010 г.

Cuatro. (Despatafisicación de una rayuela) Cap VIII


Desde el infinito vengo al uno.
Si, del cielo vengo a la tierra
tirando la piedrita. Desjugando.
Primero un cielo de conclusiones lunáticas.
Luego reflexionando sobre la intención del juego.
Dejando llover tormentas para ablandar los fuertes trazos
y luego dejando caer una lluvia débil para continuar la tarea.
Y de nuevo de vuelta a la meditación, ¿por qué estamos aquí?.
¿Por qué jugamos?
Y luego a descansar
porque he llegado al centro
y he aceptado
que hay un camino futuro
y otro andado.
Después en espiral una poética.

Ahora me veis aquí.
Parado sobre el cuatro.
Divagando, vagando
destrazando y recordando
por qué hice esto o aquello
en este despropósito.

Cuatro esquinas de tiza.
Cuatro apóstoles de tiza.
Cuatro paredes de tiza.
Cuatro jinetes de tiza.
Cuatro borrones de tiza
y empezaré a estar al descubierto.

La lluvia caerá sobre mi.
Tres tristes trazos triscan truenos tralalá,
y ya estaré en el suelo.

Del cielo al suelo he tardado más de dos años en llegar.
Del tres al suelo me queda ya un suspiro.
Ya huelo el fin del juego. Final del juego.

Suspiro que estoy dando. Tiro la piedra.

1 комментарий:

  1. ¡Hacía tanto que no te leía! Y creo que... seguiré haciéndolo :). Un beso.

    P.D. Me ha encantado:

    "La lluvia caerá sobre mi.
    Tres tristes trazos triscan truenos tralalá,
    y ya estaré en el suelo."

    ОтветитьУдалить

se asoman al espejo