Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

понедельник, 8 ноября 2010 г.

Juro nunca dejar de hablar de amor.

Prometí no hablar de amor si no me pagaban.
Pero ya sabe el que me conoce que si quiere obtener algo de mi
no puede conformarse con una promesa, pues soy hombre fiel solo al juramento.

La promesa en mi es un valor en decadencia.

Hay otros temas. Lo se.

La luna sobre los ríos.
Las rejas de los balcones.
Las latas de coca cola.
El número pi.
Los faunos y las piedras.
Un juicio oral con vistas.
Perros, gatos.
Mandarinas, guayabas que huelen a habitación peruana.
Politiqueo.
Terremoto en haití.
La sonrisa de los niños.
El wc de Duchamp.
Señores con bombín.
La crisis.
La crisis del arte.
La amistad.
El minuto 9 36 del primer movimiento del tercer concierto para piano de rachmaninoff.
El aseo exterior.
El aseo interior.
Trivial pursuit.
Crepes.
Lluvia.
Atún.

Muchos temas hay para escribir.
Pero tú estás implícita en mi
y vives irremediablemente
en la punta de mis dedos nerviosos.

Por cosas como estas
merece la pena ser poeta.

Комментариев нет:

Отправить комментарий

se asoman al espejo