Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

вторник, 21 декабря 2010 г.

Desierto rojo. (poemas)


Nº5 La casa indestructible.

Para hacer una casa indestructible
no hace falta ladrillo indestructible
solo es necesario amor indestructible.

La alquimia de este amor con el énfasis
durante la construcción a la hora de hacerlo
contra la pared, en el suelo, sobre los muebles de la cocina,
en el baño, en el bunker, 
en la entrada,
en la pila de lavar,
crearon la casa en la que vivo con mi amor y mi hijo.

No era el único que amaba en el mundo, imagino.
Pero parece que sí era el único cuyo amor influiría en la supervivencia.
Supongo que por eso siempre sentí que nadie sabía amar,
sólo yo.

Y supongo que por eso mi casa es indestructible
y sobrevivió a la debacle
que acabó con toda la humanidad, menos con mi mujer,
conmigo, o con su vientre.


Nº6 Arco iris y arbustos.

Después de cuarenta días caminando encontré un cambio en el cielo.
Las nubes no eran rojas en esta parte del mundo. 
El azul se hacía con el infinito hasta entonces siempre rojo.
Algunos arbustos se mantenían vivos sobre la tierra roja.

Esto no fue lo que más me sorprendió,
no fue que haya vida más allá de la de mi familia
y nuestras cucarachas.
Fue el arco iris.
Estaba al fondo del telón azul. 

Lloré durante los escasos minutos que pude verlo.
Al perderlo de vista continué mi camino, ahora sonriente.

Комментариев нет:

Отправить комментарий

se asoman al espejo