Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

вторник, 21 декабря 2010 г.

Tierra. (Despatafisicación de una rayuela) Capítulo XII


Tierra.
De donde parten todos los juegos.
Hemos deshilachado el mandala.
Me veo en el Alfa de un gran sueño.
Estoy preparado para la próxima aventura.
A todos lados, desde la tierra, se van desbloqueando,
nuevos, caminos imposible, nuevos juegos.
Rayuelas que me pueden llevar a la gloria,
rayuelas que me pueden llevar a la locura.

Pero nunca más de nuevo al tedio.
Prefiero una rayuela que me lleve a la muerte.
Y antes que esta prefiero una que me lleve al origen del mundo.
Y antes que estas dos prefiero jugar a otro juego. Dejar un poco de lado
las rayuelas. Dejarla para los barbudos, para leerlas en la linea 6 camino
de ninguna parte mientras me dirijo a todos lados.

Laberintos.
Minotauros.
Mandalas.
Hislas.


Mariposas que van de una a otra flor.
Pajarracos gordos que hablan poesía.
Pequeños pajarillos en cuyos picos despierta la nota perfecta
para ser cantada.
Desiertos americanos donde construir los nuevos nidos.
¡Ay, si tu pecho fuera una rayuela!.
Viajaría eterna y dementemente por ti.

Hay otros juegos.
Todos están preparados y me llaman.

Voy a jugar a que juego a todos los juegos
para encontrar el juego al que quiero jugar.

He llegado a la tierra.
He borrado todos los números.
Los mares, las zarinas rusas, las gemas, hasta siempre.
Adiós desazón, adiós normalidad, hasta nunca, dudas.
Me voy. No quiero atarme los zapatos porque si no tropiezo no me levanto.


Me voy. Te dejo ahí. Vacía, rayuela mía.
Que los niños te pinten, te jueguen sabiamente.
QUE LAS DAMAS lancen sus corazones de piedra sobre tus números.
QUE EL TIEMPO haga de ti lo que tu hiciste de mi y yo ahora he deshecho.

Quiero vivir.

La vida no es tirar la piedra once veces.
La vida es elegir entre todas las vidas.
No limitarse a un juego.
Adios, rayuela, adiós.

Me voy a hacer un zapato de sandía para caminar dulcemente sobre la tierra.
Mis manos de coco van a tocar las bocas deseosas de este fruto.
Mi sexo va a estar dentro de tu cuerpo, como un árbol, dice el oráculo.
Aunque el oráculo hablara de otras cosas como el amor, la sabiduría...
Todo se ha mezclado. El fin de la rayuela. El viaje de Juan Amapola.
Fandangos de Huelva. Ríos confundidos. Moving home for CHRISTmas,
los lotos, the taming, serpientes, dioses cristianos y egipcios se miran a los ojos,
se muerden los dedos de placer. El placer, la vuelta de LA PIEDRA a ser PIEDRA.
Tu, yo, todo. Todo se ha mezclado. Ya no se de lo que hablo cuando hablo.
Ya no se ni lo que digo y cuanto digo, ni cuando lo digo por qué lo digo.

Sólo se que estoy dispuesto.
Entregado. Perfectamente
preparado. Demencialmente
ilusionado. Práctimamente
a punto de emprender el viaje
cuyo día de salida desconozco,
cuyo día de llegada habrá llegado
en forma de dama negra.

Me estoy volviendo loco.
Es lo que tiene abandonar un rito.
Se abren todas las puertas para los nuevos.

Mi rito ahora se llama Malevoski.
Va a confirmar el mundo como patria.
No va a parar por nadie ni por nada.
Va a deshacer la sombra con su luz.
Va a ensombrecer las luces con su sombra.

Dibujé una rayuela a modo explicativo.
No la veréis jamás.
Sólo deciros que de ella
salen cien mil rayuelas por segundo.

Que ya estoy preparado.

Adiós. Ya no estoy libre de pecado
porque he tirado la primera piedra.

Комментариев нет:

Отправить комментарий

se asoman al espejo