Las cosas de Iván Federico

Átomo perdido en la llanura, que me nombró el poeta, nací sin querer y moriré sin poder evitarlo.

вторник, 30 ноября 2010 г.

Dos, (Despatafisicación de una rayuela). Capítulo X


Apenas lance sólo dos veces la piedra
te habré ganado la partida, querida.

No se a qué esta obsesión mía
desde que crucé la frontera
por acabar este juego.

Dos. Donde la palabra "unidad" adquiere sentido.
Amantes que se besan. Poemas que se escriben.
Ritmos del mundo, dos, el día o la noche.
Suspiros que me quedan.
Saltitos que me faltan.
Ay, si me vierais todo este tiempo atrás,
saltando en los semáforos, en las paradas de autobús,
en los pasos de cebra, si me vierais tan loco desde fuera
y tan cuerdo desde dentro. Sabiendo que es algo que debía hacer.
Jugar al juego que borro, para conocerlo.
Si vierais al poeta con los dedos manchados de tiza,
los años en que lo acusaban de buscar el infinito.

Y ahora miradlo.
Ha vuelto.

El infinito no es un lugar tan agradable.
Está lleno de renglones torcidos.
Prefiero llegar a la tierra.
Pisar patria cuerda.
Besarla.
Uno.

Sólo un suspiro más
y estoy en casa.



Комментариев нет:

Отправить комментарий

se asoman al espejo